Ingeniero técnico industrial en Continental, en proyectos para Porsche

“En Alemania los universitarios pasan el último año en una empresa haciendo su trabajo de fin de carrera”

El ingeniero ourensano Daniel Bravo está a punto de cumplir cinco años y medio en Alemania, en donde vive una gratificante experiencia profesional en una factoría del gigante Continental, en Nuremberg, formando parte de un equipo que desarrolla software para el control de la electrónica de automóviles en proyectos industriales para Porsche. Trabaja en la división de electrónica del automóvil en la multinacional Continental. Se graduó como ingeniero técnico industrial, en la especialidad de Electrónica Industrial, en la Universidad de A Coruña. Antes de probar en el mercado de trabajo de Alemania, vivió su primera etapa laboral en Coasa, en el Parque Tecnológico de Galicia, como becario de FEUGA (Fundación Empresa-Universidad Gallega) durante un año. “Al terminar la beca, como no había ninguna vacante en Coasa, busqué trabajo en Galicia, pero al ver cómo estaba por aquel entonces el mercado laboral, comencé a estudiar alemán”, recuerda. Cuatro meses después de llegar al país, se incorporó como ingeniero a Continental.

Texto: Javier de Francisco ©

¿Cuánto tiempo llevas en Alemania y cómo te surgió la posibilidad laboral en ese país? ¿De qué parroquia y municipio de Ourense eres originario?

Soy originario de O Carballiño y vivo en Alemania desde enero de 2014. Vine con la intención de seguir estudiando el idioma en el propio país y, mientras estudiaba, probar a buscar un empleo acorde a mi cualificación. En mayo de ese mismo año me contrataron como ingeniero en el área de investigación y desarrollo en una empresa del sector del automóvil. Después de 6 meses pasé a estar indefinido.

¿En qué ciudad resides y trabajas?

Vivo y resido en Nuremberg, ciudad de medio millón de habitantes localizada en el estado de Baviera, al sur Alemania

¿Cómo es tu jornada laboral? ¿En qué consiste tu trabajo?

Mi jornada es de 40 horas semanales. Pero es una jornada de trabajo flexible, es decir, puedo entrar y salir a la hora que crea oportuna e ir a trabajar los días de la semana que prefiera. Lo que hago está relacionado con el desarrollo del software que controla la electrónica (ECUs) de los automóviles.

¿Existen muchas diferencias con las condiciones laborales que podrías tener en Galicia? ¿Cuáles son los mayores contrastes?

Realmente hay muchas diferencias, como el horario flexible, eventos de empresa pagados por la propia compañía y que se realizan cinco o seis veces al año, como escalada, rafting, golf, excursiones, cenas... Otra diferencia es que existe un presupuesto anual individual muy generoso para gastar en formación. Y disponemos de 30 días laborales de vacaciones… En cuanto a los contrastes con Galicia, una de las cosas que me llamó más la atención al principio fue la hora a la que mis compañeros comían, entre las 11:30 y las 12 del mediodía.

¿Estás contento con tu experiencia actual en Alemania? ¿Qué destacas en positivo y también en negativo?

Estoy muy contento con la experiencia. En positivo destacaría la calidad de vida y las buenas perspectivas de futuro que ofrece este país. La parte negativa es estar lejos de la familia y de los amigos de Galicia.

¿Valoran ahí el nivel de formación de las generaciones actuales que se desplazan desde España o existe alguna barrera a nivel formativo? ¿En qué crees que podría mejorar el sistema educativo español para aumentar las posibilidades de éxito de nuestros jóvenes en otros países?

Se valora mucho la actitud y las aptitudes que se muestran durante el tiempo de prueba. Es habitual que después de una entrevista te pidan hacer un día de prueba en la empresa, en donde te ponen a prueba y evalúan si encajas con la dinámica del centro de trabajo y si realmente dominas lo que has escrito en el CV. Algo que se echa en falta, sobre todo estudiando en la universidad, es el contacto con el mundo real, con las empresas. Aquí el ultimo año de la carrera lo pasan en una empresa, haciendo su trabajo de final de carrera, que normalmente trata sobre algo que le interesa a la empresa también. Ella es la que paga al estudiante y resulta muy habitual que después de terminar y de presentar el trabajo, sean contratados por ese centro de trabajo.

¿Te planteas la etapa actual con una duración limitada o estarás en Alemania por largo tiempo?

A corto y medio plazo no me planteo regresar.

¿Cuáles son tus próximos retos profesionales?

Ahora mismo mi principal reto es promocionar hacia puestos de mayor responsabilidad.

¿Existe un buen trato para los jóvenes procedentes de otros países, tanto a nivel laboral como a nivel social?.

Sí que existe muy buen trato, pero es cierto que hay que tener voluntad de integración. Hablar el idioma facilita enormemente la integración.

En la factoría de Continental en la que trabajas, ¿hay más empleados ourensanos y del resto de Galicia? Y en Nuremberg, ¿tenéis asociación de gallegos y compartes ocio con ellos?

Donde actualmente trabajo no conozco a nadie de Galicia, pero si que hay algún que otro español. En Nuremberg existe una asociación de gallegos, en la que he sido vicepresidente durante dos años. Actualmente soy socio y participo en la organización de eventos, como por ejemplo, la fiesta del pulpo.

¿Regresas a Ourense con frecuencia? ¿Cuántas veces al año y durante cuántos días o semanas?

Suelo regresar una o dos veces al año. En total paso en Galicia unas tres semanas al año.

Entre tus hobbys está la radioafición. ¿Cómo te ayuda la radio a mantenerte en contacto con tus amigos de Galicia?

Debido a que la licencia de radioaficionado la saqué aquí, en Alemania, en noviembre de 2018, no tengo muchos amigos locales que compartan mi afición, pero con los que tengo suelo hacer QSO (conversaciones por radio) a través de ECHOLINK por el repetidor RV62 (situado en Sabadelle, Ourense, y utilizado vía directa por los radioaficionados de la provincia y de otras zonas de Galicia, y con apoyo de Internet por estaciones de cualquier parte del mundo).

Su indicativo de radioaficionado

¿Estás muy activo como radioaficionado? ¿Qué modalidades te gustan más (comunicados internacionales, modos digitales, satélites...)?

Donde más activo estoy es en las bandas de 2 metros y 70 centímetros (VHF y UHF) en los repetidores locales de la provincia de Ourense y en DMR (comunicaciones digitales). También me encanta experimentar con SDR (escucha de radio definida por software) y con los modos digitales, así como diseñar mis propios transmisores, antenas y demás equipamiento. Todavía no tengo un equipo de HF (frecuencias altas, conocidas como onda corta), pero en cuanto disponga de un buen lugar, me gustaría montar una estación para hacer DX (comunicaciones de larga distancia, vía radio, con corresponsales de otros países y continentes).