Director de proyectos comerciales en Hitachi Power Europe

“En la cultura de gestión empresarial japonesa, hay un alto aprecio por los empleados, especialmente en tiempos económicamente inestables”

La actual experiencia profesional de Jesús Santos Conde, con origen familiar en el municipio ourensano de A Merca, es la suma del respeto y armonía tan característicos del estilo de gestión empresarial de las multinacionales japones y de la precisión y minuciosidad de la gran industria alemana. Nacido y formado en Duisburg, en plena región del Ruhr, el centro neurálgico de la producción de hierro y acero, desde 2012 ejerce el cargo de director de proyectos comerciales en Hitachi Power Europe. Es experto comercial en la construcción de plantas de energía solar térmica y de centrales de carbón “llave en mano”. Entre otras instalaciones, se ha encargado del desarrollo de seis plantas de energía a carbón en la India, en concreto en Maharashtra, Uttar Pradesh y Raghunathpur, en Bengala Occidental. Previamente a su incorporación a la multinacional nipona Hitachi Power, Suso Santos ha trabajado en Pakistán, Indonesia, Estonia y España, para grupos como Klöckner Industrie-Anlagen, Lurgi Bischoff, RWE Industrie-Solutions y MAN Solar Millennium. Define como “muy especial” su vinculación actual a Hitachi y destaca que la cultura de gestión japonesa “cumple con los empleados con un alto aprecio, especialmente en tiempos económicamente inestables. Los métodos de liderazgo japoneses, en contraste con otros diseñados para la individualidad y la autosuficiencia, están más relacionados con el trabajo grupal y el intercambio de ideas”.

Texto: Javier de Francisco ©

Por la emigración de tus padres, originarios del municipio de A Merca (Ourense), te formaste académica y profesionalmente en Alemania. ¿En qué zona del país has vivido en la infancia y en cuál vives actualmente?

Mi nombre es Jesús Santos Conde, nacido y criado en Duisburg, Alemania, una ciudad de tamaño medio que se encuentra a unos 30 kilómetros de Dusseldorf. Duisburg tiene aproximadamente 500.000 habitantes y está ubicada en la zona del Ruhr (mejor conocido como el “Ruhrgebiet”). Esta área del Ruhr tiene más de 5 millones de habitantes y es una región que ha estado dominada por la industria del hierro y el acero, con importantes plantas industriales. Es precisamente ese sector el que también debería dar forma a mi carrera profesional más adelante. Además de algunos años de negocios en el extranjero (por ejemplo, en Pakistán, Indonesia, Estonia y España), sigo viviendo con mi familia en esta región y actualmente en la ciudad de Muelheim an der Ruhr.

¿Qué estudios has cursado en Alemania? ¿En qué te has especializado?

Tengo formación de economista como especialista comercial en la construcción de plantas industriales que se contratan generalmente de forma “llave en mano”. Me he especializado en el campo de la gestión de proyectos para la construcción de plantas de energías solares térmicas y centrales de carbón.

Cuando tus padres regresaron a Galicia, tu hermano y tú optasteis por continuar en Alemania. ¿Fue una decisión complicada? ¿Qué edad tenías entonces?

Cuando mis padres regresaron a Galicia, yo tenía veintitantos años. Aunque la decisión de quedarme en Alemania siempre fue clara para mí, el regreso de mis padres me conmovió emocionalmente. Sin embargo, para mí no era la cuestión de si quiero volver a España para empezar una nueva vida, ya que estaba muy arraigado en Alemania. Este país es y ha sido mi centro de vida. Aquí nací, crecí y recibí una excelente educación y capacitación. Sin embargo, siento que mi segundo hogar (si se puede decir eso) es España y la región de Galicia.

De hecho, siempre has mantenido mucha vinculación con Ourense y regresas con frecuencia...

Desde pequeño, mis padres pasaron conmigo y mi hermano todos los años las vacaciones de verano en Ourense. Ya desde niño realmente disfruté mi tiempo en España con la buena calidad de vivir y comer en Galicia. Eso sí fue siempre un contraste con la vida cotidiana gris.

En la actualidad trabajas para la multinacional Hitachi Power. ¿Cuántos años llevas en ella y en qué compañías trabajaste anteriormente?

Después de pasar varios años en el extranjero, como en Pakistán, Indonesia, Estonia y España, como empleado para varias empresas, entre otros para Klöckner Industrie-Anlagen, Lurgi Bischoff, RWE Industrie-Solutions y MAN Solar Millennium), en el año 2012 fui nombrado director de proyectos comerciales en Hitachi Power Europe y, entre otros proyectos, he sido responsable de la construcción de seis centrales eléctricas de carbón en la India (por bloque de 660 MW).

¿Tu cargo actual en Hitachi Power Europe sigue siendo el de director de proyectos comerciales? ¿Cuáles son tus principales funciones?

Como director de proyectos soy responsable, dentro del equipo de gestión, de la construcción de seis centrales eléctricas de carbón en la India. Además de la finalización de estas instalaciones en el tiempo requerido por contrato, en la calidad y dentro del presupuesto, también considero como uno de mis puntos fuertes mi conocimiento comercial y de derecho contractual y, asimismo, los muchos años de experiencia en proyectos globales en la construcción de plantas industriales. También me gustaría mencionar mi experiencia en el establecimiento de sucursales en el extranjero, teniendo en cuenta las leyes locales y los requisitos fiscales de cada país. Mis muchos años de experiencia en el extranjero, donde tuve la oportunidad de tratar con diferentes personas y culturas fuera de Europa, me han influenciado positivamente.

¿Qué características tienen las plantas energéticas de Hitachi Power en las que tienes responsabilidad en el área comercial? ¿En qué países estáis trabajando actualmente?

Hitachi Power Europe se ocupa de la construcción de centrales eléctricas de carbón en todo el mundo. Desde 2012 he sido responsable de la construcción de seis plantas de energía a carbón en tres ubicaciones diferentes en la India, en concreto en Maharashtra, Uttar Pradesh y Raghunathpur, en Bengala Occidental.

En tu anterior etapa profesional tu destino fue Madrid. ¿En qué consistía allí tu trabajo y cuáles fueron los principales proyectos energéticos en los que has tenido participación?

De 2008 a 2011, trabajé como gerente de compras en MAN Solar Millennium y fui responsable de la logística y compras estratégicas de componentes y servicios para plantas de energía solar térmica. Durante la construcción de la central eléctrica de energía solar Andasol 3 (50 MW), la empresa Alemana MAN Solar Millennium me delegó a Madrid para trabajar como gerente de compras dentro de la UTE (Unión Temporal de Empresas) constituida entre MAN Solar Millennium, Duro Felguera y MAN Ferrostaal. Andasol 3 es una planta que se encuentra ubicada en la comarca de Guadix, en los municipios de Aldeire y La Calahorra, en la provincia de Granada.

Algunas plantas de Hitachi Power usan como materia prima el carbón, que en España ya no tiene aplicación. ¿Es una dificultad para abrir nuevos mercados? ¿Le quedan ya pocos años de vida útil a las centrales de carbón o todavía son rentables en algunos países?

Debido a preocupaciones medioambientales, la resistencia a las centrales eléctricas de carbón es muy alta en Alemania. Por lo cual muchos proyectos de nueva construcción no pudieron realizarse. Los operadores de las centrales eléctricas convencionales están experimentando cada vez más problemas económicos. Es por eso que Hitachi invierte y se basa en el desarrollo de energías renovables. Sin embargo, en Europa, por ejemplo en Polonia y Grecia, se siguen construyendo centrales eléctricas con esta materia prima debido a la capacidad de carbón existente. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las centrales eléctricas de carbón marrón y duro en el futuro ya no encajan en el sistema energético y, por lo tanto, se eliminan gradualmente los modelos de producción de energía.

¿Te gustaría desarrollar algún proyecto energético en Galicia? ¿Hitachi Power tiene presencia y actividad en esta región?

Debido a mis raíces y relación con esta región, sería una gran y especial tarea para mí personalmente desarrollar y realizar un proyecto energético en Galicia. Sin embargo, actualmente no hay proyectos de construcción de hormigón en Hitachi Power Europe.

¿Es muy exigente formar parte del staff de una multinacional japonesa? ¿Es un modelo de gestión muy diferente al que conocías en grupos empresariales alemanes?

Es algo especial ser un empleado de una empresa tradicional como Hitachi, que fue fundada hace más de 100 años. Es un grupo empresarial internacional con sede social en Chiyoda, Tokio. Produce una gran variedad de electrónica de consumo y proporciona productos para otras fábricas, como por ejemplo circuitos integrados y otros semiconductores. Hitachi divide sus operaciones en siete segmentos industriales, entre los cuales uno de ellos es la división de Energía y Sistemas Industriales, una de las tareas a las que se dedica la empresa Hitachi Power Europe. Esta división de la compañía (Hitachi Power Europe) se ha especializado en la ejecución de proyectos llave en mano para los sectores energéticos y en la prestación de servicios especializados para la industria y la fabricación de bienes de equipo. En particular, se debe enfatizar la cultura de gestión japonesa y su estilo de gestión, que cumple con sus empleados con un alto aprecio, especialmente en tiempos económicamente inestables. La expectativa japonesa combinada con la minuciosidad alemana hace que el trabajo sea sofisticado y muy interesante. La identificación y motivación de los empleados que trabajan para esta multinacional con una cultura alemana y japonesa es muy grande. Los métodos de liderazgo japoneses, en contraste con otros métodos diseñados para la individualidad y la autosuficiencia, están más relacionados con el trabajo grupal y el intercambio de ideas. La comunicación entre la gerencia y los empleados es un factor importante en Japón. Estoy agradecido de trabajar para Hitachi.

La ciudad de Tokyo

¿Tienes que desplazarte con frecuencia a Japón y a otras sedes de la compañía?

Desde que me uní a Hitachi Power Europe, viajo cada 4 a 6 semanas a la India y Japón para asistir a diversas reuniones con los clientes, que son proveedores de energía, y con nuestro socio indio. Son viajes de negocios en los que permanezco fuera de Alemania entre 5 y 8 días.