Search

Jueves, 02 Abril 2020 03:07

SABELA RAMOS GAREA - SUIZA

Written by 

Ingeniera informática con Premio Fin de Carrera y Premio Nacional a la Excelencia en el Rendimiento Académico, experta en High Performance Computing e ingeniera de software en Google Research (Zurich)

“Después de tres años en YouTube, trabajo en Google Research en herramientas para desarrolladores e investigadores”

Su tesis doctoral sobre optimización de comunicaciones entre ordenadores, es decir, sobre cómo hacer más eficientes las comunicaciones entre procesadores de varios núcleos que no son totalmente independientes, fue la gran demostración de que la gallega Sabela Ramos tenía un gran futuro laboral e investigador por delante y que iba a despuntar en el selectivo campo de la informática de altas prestaciones (HPC, High Performance Computing). Y así es, porque está dejando huella en una actividad y en una profesión con estigma y brecha de sexo, por la baja cuota de mujeres. Se formó como ingeniera en Informática en la Universidad de A Coruña y ha sido Premio Fin de Carrera y Premio Nacional a la Excelencia en el Rendimiento Académico Universitario (curso 2008-2009). Completó formación con un postgrado en la prestigiosa Escuela Politécnica Federal de Zurich. En el año 2017 se incorporó a la sede suiza de Google, en la que después de tres años ejerciendo como ingeniera de software en YouTube, en la actualidad trabaja en Google Research en nuevas herramientas para desarrolladores e investigadores. La escalabilidad, la velocidad y las aplicaciones intensivas en datos forman parte de su vida profesional y de su faceta investigadora. En su infancia y juventud, Sabela Ramos tuvo residencia familiar en varias localidades gallegas, entre ellas Padrón y Cee, tal y como recuerda para los lectores de galiciaexterior.com .

Texto: Javier de Francisco ©

Naciste en Padrón, aunque tu domicilio familiar está en Cee, y también viviste en otras zonas de Galicia. ¿Esos cambios te han ayudado a adaptarte con facilidad a nuevos entornos, como el actual en Suiza?

Antes de establecernos en Cee y debido al trabajo de mis padres, vivimos en varios pueblos de Galicia cuando yo era pequeña. Y, como todos los universitarios de pueblos como el mío, a los 18 me fui a estudiar fuera de casa. Sin embargo, ninguna de esas mudanzas es comparable a irte a vivir sola a un país extranjero en el que no hablas el idioma. Aunque sí creo que el haberme mudado varias veces me ayudó a ser más flexible y a asumir los cambios con más naturalidad.

En 2017 pasaste de trabajar como ingeniera de software en una empresa de A Coruña (Torus Software Solutions) a hacerlo para YouTube en la sede de Google en Zurich. ¿Cómo has vivido un salto tan vertiginoso?

Torus es una empresa que se formó a raíz de una investigación de la universidad (y que incluía parte de mi tesis doctoral), pero nunca estuve en plantilla. Desde que terminé la carrera, empecé a trabajar en investigación en computación de altas prestaciones y fue cuando estaba haciendo un postdoc en Zurich cuando tuve la oportunidad de pasarme al mundo empresarial y empezar a trabajar en Google. Fue un cambio muy grande, porque pasé de hacer investigación base a formar parte de un equipo de ingeniería, pero aprendí mucho y disfruté con el cambio.

¿En qué consiste tu trabajo actual en Google Zurich? ¿Cómo es tú día a día en la ciudad?

Actualmente, después de tres años en YouTube, trabajo en Google Research en herramientas para desarrolladores e investigadores. Es decir, herramientas que permitan que los modelos de inteligencia artificial se ejecuten más rápido o hacer que la experimentación sea más sencilla.

En Bachillerato optaste por Ciencias en dos ramas, la Científico-Técnica y la de Ciencias de la Salud. ¿Significa que Galicia ha perdido una potencial doctora en Medicina y ha ganado una brillante ingeniera informática? ¿Tenías también vocación por la Medicina?

Cuando elegí el Bachillerato todavía no tenía muy claro qué carrera estudiar, y la doble vía, que sólo requería tener una optativa diferente, me permitía dejar abiertas varias opciones.

Durante tu etapa en Galicia, fuiste investigadora y profesora ayudante en la Universidad de A Coruña. ¿Añoras esos años en la docencia y en la faceta de investigación?

Lo bueno del trabajo que tengo actualmente es que me permite enfrentarme a desafíos nuevos casi cada día, y aprender mucho, que es la parte que más me gustaba de la investigación. En cuanto a la parte de docencia, intento seguir dando charlas y talleres técnicos siempre que puedo, o participar en programas de mentorazgo.

Con tu perfil profesional, ¿descartas el regreso a Galicia o todavía forma parte de tus proyectos?

Volver a casa siempre entra en mis planes, y, por suerte, la informática es un campo con oportunidades en prácticamente todo el mundo. Pero, por ahora, estoy muy contenta en Zurich.

En general, ¿el sector público gallego y español se acuerdan de ti y te brindan oportunidades o, en cierto modo, te sientes olvidada por las Administraciones y por los centros públicos?

Desde que trabajo fuera, interactúo poco con las Administraciones (excepto cuando tengo que votar o renovar algún documento). Durante mi etapa como investigadora, tuve la suerte de conseguir siempre becas y ayudas que financiasen mi investigación, pero es cierto que en la etapa postdoctoral la situación es más incierta y fue una de las razones por las que decidí solicitar una beca postdoctoral en la ETH (Escuela Politécnica Federal) de Zurich.

En España, el universo de start-up y de compañías de tu sector se concentra en Cataluña, Madrid y Levante. ¿Por qué Galicia no acaba de sumarse a las comunidades de liderazgo, como sí lo está haciendo por ejemplo el País Vasco?

La verdad no sé cuáles son los números ahora mismo, pero en Galicia, además de Inditex, hay un montón de empresas locales como Igalia, Noma o Imatia. Tengo muchos compañeros de promoción que se quedaron trabajando en A Coruña o Vigo.

¿Aún tiene sentido hablar de una baja cuota de mujeres en los grados científicos y técnicos o es un mito de la universidad ya superado? ¿Ha ocurrido y ocurre también en países como Suiza, en donde has cursado tu postdoctorado?

Tiene mucho sentido porque, por desgracia, los números siguen sin ser buenos y queda mucho por hacer. En la ETH publican un informe anual con los datos de género y en Informática sigue estando en torno al 10% (enlace), sin entrar en que cuando se avanza en la carrera académica, se reduce el número de mujeres.

Formas parte de varios colectivos, como Google Women in Engineering, que estimulan la presencia femenina en el sector TIC. ¿Qué logros o avances te gustaría conseguir?

Lo principal en mi opinión es, por un lado, conseguir que una persona pueda decidir qué le gusta y qué quiere estudiar sin que haya condicionantes culturales o de su entorno que le hagan pensar que, por ser mujer, va a estar menos capacitada para ello. Y por otro que, aquellas que ya estamos en un entorno en el que somos minoría, no suframos los prejuicios que ello conlleva.

Entre tus aficiones están la lectura y la escritura. ¿Consigues conservarlas en Zurich a pesar de las exigencias de la jornada laboral? ¿En qué sueles ocupar ahí tu tiempo de ocio?

Por supuesto, aunque el tema de la escritura lo tengo un poco abandonado desde hace tiempo. Aquí en Suiza son muy comunes las actividades en la montaña y al aire libre, y, aunque no hay mar, sí tenemos lagos para aprovechar el buen tiempo en verano. Y, lo bueno de estar en el centro de Europa, es que es muy buen sitio para viajar.

Para conocerla mejor:

En Linkedin

Video

 

 

Last modified on Jueves, 02 Abril 2020 16:42