Search

Licenciada en Administración de Empresas y en Digital Media Marketing, y presidenta en funciones de Casa Galicia de Nueva York

“Casa Galicia supera los 1.000 socios; lo más importante sería ver la sociedad creciendo de forma más positiva, innovadora, filantrópica y eficaz”

Su formación en Administración de Empresas, con especialización en Marketing, y en Digital Media Marketing, le abrió las puertas del competido mercado laboral de la Publicidad en Estados Unidos, en el que lideró cuentas de grandes clientes y trabajó en los proyectos y campañas publicitarias de compañías `blue chip´ y `Fortune 500´. En su actual paréntesis profesional, Susana Roel-Damiano, con orígenes familiares en Tomiño (Pontevedra) y en Cambre (A Coruña), ha asumido en plena pandemia la presidencia provisional de la histórica y prestigiosa Casa Galicia de Nueva York, institución fundada en 1940 pero que remonta su historia a la década de los años veinte, como heredera del antiguo Centro Gallego de Union Square, el germen de las asociaciones de españoles en la Gran Manzana. La presidenta en funciones de Casa Galicia, que medita la posibilidad de optar a la presidencia bianual recogida en los estatutos, se decanta por un cambio de modelo de la sociedad, más conectada con las nuevas generaciones y con la digitalización. Con más de mil socios, el desafío no consiste únicamente en ganar asociados, sino en crecer “de una manera más positiva, innovadora, filantrópica y eficaz”, destaca Susana Roel-Damiano.

Texto: Javier de Francisco ©

Usted nació en Estados Unidos y sus padres emigraron desde Galicia. ¿De qué lugar de la comunidad gallega son originarios?

Mis padres emigraron a Estados Unidos en los años sesenta. Mi madre es de Tomiño (Pontevedra) y mi padre de Cambre (A Coruña). Se conocieron aquí en Nueva York, precisamente en Casa Galicia. Llevan viviendo en Estados Unidos por más de 50 años, aunque siguen viajando a menudo a España. Yo nací en la ciudad de Nueva York, y soy la mayor de tres hermanos.

Desfile del grupo folklórico de Casa Galicia por las calles de Nueva York

¿Cuáles han sido las profesiones de sus padres desde que llegaron a Nueva York?

Mi padre trabajó en la construcción como carpintero y mi madre como modista para casas de moda de mujer y de niños. Los dos trabajaron para ellos mismos y también para empresas antes de retirarse.

¿En qué sector ejerce usted y en qué compañías?

Me gradué en Pace University aquí en la cuidad de Nueva York, donde conseguí mi bachillerato y maestría. Me gradué en Administración de Empresas, con especialización en Marketing. También estoy titulada por la Universidad de Nueva York en Digital Media Marketing. Trabajé durante más de 25 años en agencias de publicidad en Nueva York, en las que lideré grandes y complejas cuentas en el mercado general y en el mercado multicultural, llevando marcas `blue chip´ o `Fortune 500´ de varias industrias, desde retail hasta bienes de consumo. Mi último puesto, antes de haber tenido familia, fue el de directora de la oficina de Nueva York durante dos años y medio para una empresa multicultural con sede en Texas y oficinas en el este y oeste del país. El siguiente paso en mi carrera profesional es ‘a work in progress’ y mientras tanto me sigo preparando profesionalmente.

En la actualidad preside Casa Galicia de Nueva York de forma provisional, como presidenta de los síndicos. ¿Tiene previsto continuar en el cargo y completar el siguiente mandato de dos años en la institución?

Verdaderamente no lo he decidido porque nunca pensé estar en la posición en la que estoy, pero sí tengo cierto nivel de conocimiento y confianza ya que llevo siendo socia por prácticamente 30 años. Asisto regularmente a las reuniones mensuales de los socios para tratar de estar al tanto de la sociedad y he participado en varios puestos durante muchos años. En este momento mi enfoque ha sido llevar la sociedad de la mejor manera posible, voluntaria y desinteresadamente, como siempre lo he hecho y como requiere el reglamento de Casa Galicia. Debido a la pandemia, estamos viviendo momentos únicos en nuestras vidas tanto fuera como dentro de Casa Galicia, donde hay buenos precedentes o ejemplos para liderar y tratar ciertos temas, y existen oportunidades para reinventar o elaborar una visión distinta pero igual de productiva tanto en nuestras vidas personales como en el futuro de Casa Galicia, para el mejoramiento de la sociedad.

Celebración del Senior Day en Casa Galicia antes de la pandemia

Casa Galicia está iniciando la reapertura de servicios y actividades después de un año de cierre forzoso por la pandemia. ¿Cómo han realizado esa apertura progresiva? ¿De qué servicios ya pueden disfrutar los socios?

Hemos abierto en abril, a partir de las Pascuas, que coinciden con el inicio de la primavera y es una época bonita para los nuevos comienzos. El proceso de reapertura nos ha ido bien, pero todo está llevando tiempo porque Casa Galicia ha estado un año cerrada, y todo lo que nos proponemos está exigiendo más tiempo de lo previsto, ya que la pandemia afecta a todos y principalmente Nueva York sigue siendo muy conservativa en su manera de manejar la situación actual. Así que, entre poner la sociedad al día con todas las reglas y los requisitos del estado, reparaciones, limpieza, y formar y contratar el personal, todo está llevando su tiempo. Mientras tanto, seguimos trabajando en proyectos pendientes y en los que van surgiendo, así que siempre hay que hacer en la sociedad. El plan de reabrir es un modelo moderado que consiste en una combinación de nuevas leyes y requisitos del estado, así como en el conocimiento de la sociedad y nuestros socios. Por ahora se trata de reabrir el restaurante y reanudar las juntas. Lo importante es que los socios se sientan cómodos y seguros. Como no hay una directiva electa, que está formada por 19 socios, lo estamos llevando el comité de síndicos, que ejercemos de forma provisional y además somos pocos.

Coro de Casa Galicia NY

¿Qué objetivos le gustaría cumplir durante su presidencia en Casa Galicia?

Tengo varios proyectos que me gustaría cumplir, pero quizás el tiempo no me alcance. Principalmente, me gustaría resolver temas pendientes que tienen que ver con el bienestar financiero de la sociedad y lograr actualizar el proyecto de hacer un aparcamiento para los socios de Casa Galicia.

Dia de Reyes en 2020 en Casa Galicia de NY

¿Cuántos asociados tiene actualmente la entidad y cuál considera que debería ser el número óptimo para aumentar los recursos?

Casa Galicia tiene más de 1.000 socios. No creo que haya un número objetivo óptimo; para mí es más importante la calidad que la cantidad de socios que tenga la sociedad. Claro que me gustaría ver la cifra de socios crecer, pero sería más importante ver la sociedad creciendo de una manera más positiva, innovadora, filantrópica y eficaz. Para mí, los socios no son un número, y a la vez mi meta es llevar a cabo iniciativas para la mejoría general de la institución.

Donación de alimentos de Casa Galicia a hospitales de NY

Debido a la pandemia mundial, ¿se ha frenado mucho la relación y el contacto entre los gallegos establecidos en Nueva York? ¿Cómo han conseguido mantener la proximidad (web y redes sociales de Casa Galicia, Zoom Video...)?

Bueno, en realidad el tema de las redes sociales para Casa Galicia sería uno de los objetivos que requiere mejoría en la sociedad y uno de los proyectos que me alegraría mejorar si me diera tiempo. Pero antes de entrar en más detalles es mejor entender el contexto o el punto de partida en el que se está trabajando hoy en día: la gran mayoría, aproximadamente el 80%, de nuestros socios aún prefieren recibir la correspondencia de Casa Galicia por correo postal en vez de correo electrónico. Además, sobre el 65% de los socios son mayores de 55 años, y alrededor también del 65% son hombres. Lo cierto es que el uso de la web y de las redes sociales no han ganado el impulso que me gustaría ver. Sin embargo, aquí se produce una dicotomía interesante porque tanto las generaciones más jóvenes como nuestros socios más recientes demuestran una mayor aptitud con las redes sociales o virtuales, lo que representa una oportunidad que debemos aprovechar. Independientemente, he tratado de comunicarme con los socios con mucha más frecuencia de como se venía haciendo, para mantener algún nivel de contacto con la sociedad y ser lo más transparente posible con la administración, especialmente durante el tiempo en el que Casa Galicia ha permanecido cerrada. Esto se ha hecho a base de solicitar sugerencias de nuestros socios y mantenerles informados de todos los proyectos del momento, como los de corto plazo, y de temas importantes de actualidad. Volviendo al asunto de la web y las redes sociales, a la página de Casa Galicia y a su Facebook les falta una estrategia y una visión para todo lo virtual o social a largo plazo, y han tenido sus momentos altos y bajos, lo que sucede habitualmente cuando no hay consistencia en llevar a cabo ciertos proyectos. Esto es en parte una consecuencia de que la directiva cambia cada dos años. Me gustaría pensar que puede haber un término medio en el que todo esto se pueda resolver. Creo que es sumamente importante mejorar el uso digital y/o virtual, por muchos motivos: para hacer llegar la comunicación más inmediata a nuestros socios y poder hacer algún cambio necesario en el momento, para poder difundir el papel de la sociedad y así atraer más gente joven a Casa Galicia, para ser más eficaces con los recursos tanto humanos como financieros, para conectar con más sociedades como la nuestra en otras partes del mundo, y para ser una muy buena herramienta para la educación, la lectura, el aprendizaje, etcétera.

Posado de los integrantes del grupo de baile durante el desfile por NY

El colectivo de gallegos de Nueva York es uno de los más activos y dinámicos del mundo. ¿Cómo logran conservar el vínculo con Galicia entre las generaciones que ya han nacido en Estados Unidos?

La realidad es que nos beneficiamos de la confluencia positiva de muchos factores. Para empezar, vivimos en la zona triestatal de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, donde se encuentra la mayor concentración de gallegos en todo el país. Esto ha sido posible por la inmigración tanto en el pasado, como la presente y la futura. Hay varios negocios y centros gallegos y españoles, además de Casa Galicia, en el área y muchos nos apoyamos de una manera o de otra. Entre nosotros también tratamos de apoyarnos unos a otros. Así que es bastante común encontrar gallegos de Nueva York visitando centros o negocios gallegos o españoles de Nueva Jersey y también es habitual encontrar socios de un club pasando un domingo por la tarde en otro club gallego. Las relaciones formales o menos formales con las organizaciones e instituciones del Gobierno, como con el Consulado Español de Nueva York, el Instituto Cervantes en Nueva York, el programa de ALCE (Agrupaciones de Lengua y Cultura Españolas) por el área triestatal y la embajada Española de Washington DC, entre otros, constituyen otra fuente diríamos de ayuda a mantener la cultura viva. El contacto que Casa Galicia ha tenido con la Xunta de Galicia durante las últimas décadas también ha sido positivo y favorable para ambos. El club de fútbol de Casa Galicia, NY Galicia, también es otra rama para mantener la cultura viva desde el deporte, y que ayuda a unir la juventud gallega y española. Por último, pero no menos importante, ha sido nuestra propia gente la que trata de mantener la cultura viva en su día a día e intentan instalar estos valores culturales integrándose en la comunidad y en los centros como Casa Galicia, que tienen mucho que ofrecer: restaurante/bar, clases de música, canto y baile gallego, actividades para todas las edades, conferencias, cena/baile, club de lectores, equipo de fútbol, etcétera. ¿Se puede sentir gallego sin pasar por algún centro gallego en el área triestatal? Absolutamente, pero ese sentidiño que te da estar entre los nuestros, y en un lugar que se siente tan familiar, es insustituible.

Preparativos de Halloween en Casa Galicia

Salón de celebraciones de Casa Galicia

Sede actual de Casa Galicia de New York

Club de fútbol NY Galicia de Casa Galicia

 

 

 

   

 

    

 

 

Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid